ELCHE - PETRER - XORRET DEL CATI -

Manolo, Gomis, Nico, Valeriano, Iker, sastre, Jose Vicente, cachache
Juan, Paulo, Rosendo y Jose, después de coronar el Xorret
Hoy el grupo Talicol se enfrentaba a un clásico, el Xorret del Catí, pero esta vez por su vertiente suave con rampas superiores al 15%.

Se da la salida neutralizada hasta la localidad de Aspe, donde esperaban los talicoleros crevillentinos, dando a continuación la salida real, con un sol que alegraba la mañana, el grupo inicia su aventura con dirección a la Localidad de Monovar, los primeros kilómetros debido al viento, se realizan con tranquilidad, antes de lo previsto el pelotón talicolero va cruzando las calles de Petrer, iniciando al cruzar la autovía, la subida al Xorret del Catí.

En las primeras y suaves rampas del Catí, cachache va marcando el ritmo,  antes de llegar a la primera bajada ya se había quedado cortado, Gomis decide junto con cachache realizar la subida a un tren más cómodo, el resto sigue la marcha, se intenta no desgranar al pelotón y hasta la penúltima subida todos los corredores van juntos. 
El grupo con Toni, que nos abandono en Aspe

Dentro de los últimos cinco kilómetros, el cielo empieza a cubrirse de nubes, el fuerte viento obliga a los corredores a un esfuerzo extra, haciendo que las duras rampas del puerto rompan al grupo. Rosendo con Juan y Jose forman un grupo destacado en la subida, el resto va contemplando a los fugados desde la lejanía con el único propósito de coronar el puerto. 

Se llega al Hotel y Juan decide esperar a los rezagados, por delante Rosendo, Jose, Paulo y sastre, inician la última y dura rampa del Xorret,  a pocos segundos por detrás Valeriano, Jose Vicente junto con Iker, Nico y Manolo van alcanzando la cima. En la bajada del tortuoso Xorret por su vertiente norte, la precaución es poca, las pocas gotas de agua caídas y el frío ponen más peligroso el descenso. Abajo el grupo esperaba a los tres rezagados.

Ahora quedaba llegar hasta el Maigmo, el aire era un impedimento que se solventaba con facilidad. El pelotón empieza con ganas la bajada del último puerto de la jornada,  el grupo engulle a varios colegas ilicitanos que estaban de regreso y entre todos se realiza una  interesante y rápida bajada, sin ningún peligro para los corredores.

El grupo talicol espera a los rezagados en el avituallamiento de Agost y tras una corta parada, inician su camino de regreso a casa pasando por Aspe donde se separan las grupetas crevillentina e ilicitana hasta una nueva aventura.

ruta de la etapa



Publicar un comentario

ARCHIVO