ELCHE - CABEZO LA PLATA - AVILESES

Rosendo, Juan, Nico, Manuel, Emilio, Toni, sastre, Valeriano
Jose, cachache, Paulo y Gomis
en lo alto del Cabezo La Plata
Muchas ausencias en el control de firmas, en una mañana con nubes altas que no amenazaban lluvia y una temperatura ideal para realizar la larga etapa al Cabezo La Plata.

Desde el inicio, en los ciclistas se respiraba un buen ambiente, todos con  ganas de pedalear y con síntomas de querer darle viveza a la etapa, se une al grupo los integrantes crevillentinos y sin dar mas explicaciones, la carretera hacia Albatera, se hace con una velocidad de vértigo, los últimos en llegar al pelotón sufren el tremendo esfuerzo sin apenas calentamiento.

Albatera queda atrás y con un ritmo mas tranquilo, acorde con la dureza de la etapa, se llega antes de lo previsto a la primera cota de la jornada, el grupo intenta llevar a todos sus integrantes en un compacto pelotón, pero en los últimos metros de la subida, este se rompe en mil pedazos.

El grupo talicolero continua su marcha por la Vega Baja, se cruzan las localidades de Beniel y  Zeneta para enlazar con la carretera de Sucina, que lleva a los corredores a pie de puerto. Se cruza la pedanía murciana de  Cabezo La plata con suma facilidad, el grupo se mantiene unido pero varios corredores van notando el cansancio acumulado. Los toboganes de los primeros kilómetros de ascensión van haciendo mella, el primero en ceder es "sastre", que pierde  contacto con la cabeza de carrera. 

Se sigue subiendo a buen ritmo, el pelotón se va estirando, "cachache" va haciendo la goma, pero al final cede y es el siguiente en dejar el pelotón principal, por delante el ritmo se va  haciendo cada vez mas intenso. 

Después del barranco, la cabeza del pelotón sigue unida, la dura rampa da inicio a los últimos kilómetros  duros del "Cabezo La Plata" el grupo de cabeza empieza a estirarse, por delante Rosendo, Toni, Juan, Jose y Paulo van abriendo la "carrera", Manuel, Nico, Gomis, Emilio  y Valeriano van manteniendo su ritmo  a escasos segundos. Se entra en los dos últimos kilómetros, el grupo trasero cede dejando por delante a los que van a disputarse los puntos de la montaña. Bajo la pancarta del último kilómetro, Jose no puede con el ritmo delantero impuesto por Toni y Rosendo, en los últimos quinientos metros  Paulo no puede seguir el ritmo, Juan abandona la compañía de este último y se va a por lo fugados,  neutralizándolos a falta de 150 metros, consiguiendo es un apretado sprint los "10.000 puntos" en disputa, por detrás el trió formado po Jose, Nico y Manuel llegan a 45 segundos y mas retrasado el resto del pelotón talicolero (por motivos de producción no se ha podido ver en imágenes la  llegada de los tres últimos).

Una vez reagrupado, el pelotón busca la localidad de Avileses donde se encuentra el avituallamiento, los corredores a pesar del aire van buscando la escapada, pero el control es muy estrecho, al final Paulo intenta la última fuga, pero es superado a falta de 50 metros por Rosendo y Toni.

Se sigue con el mismo ímpetu, ahora el pelotón va buscando el trasvase para llegar sin sobresaltos a la última subida de la jornada, la carrera enlaza con la carretera de Campoamor buscando la localidad de San Miguel de Salinas, el fuerte ritmo de la cabeza de carrera se hace muy duro para los mas castigados, un intento de calmar al grupo, resulta negativo, el pelotón va lanzado, los ciclistas van buscando   coronar el duro repecho, al final Rosendo consigue llegar antes con unos pocos segundos de ventaja.

Se llega a San Miguel donde el grueso del pelotón espera a los rezagados,  después de una corto avituallamiento el grupo se dirige a Benijofar camino de San Fulgencio, donde la grupeta crevillentina abandona al pelotón principal para acortar su etapa.

El grupo viaja desordenado, nadie consigue mantener la calma y los continuos intentos de llevar la cabeza del grupo, va haciendo que los mas justos de fuerza sufran mas de lo debido. Después de varios intentos, casi la totalidad del pelotón consigue entrar en los relevos, esto hace  que los últimos kilómetros se hagan con más comodidad, pero así y todo, la luz roja se enciende en el grupo, sastre, ya con la fuerzas agotadas no puede mas, pero el pelotón lo lleva hasta la meta en volandas.

Al final etapa de 145 kilómetros a un buen ritmo, consiguiendo el pelotón talicol una estimable media de casi 30 kms/hora.

ruta de la etapa

Publicar un comentario

ARCHIVO